fbpx

Cómo crear una página web: primeros pasos

La mejor manera de dar a conocer tu empresa, tu negocio, tu marca o, en definitiva, tu trabajo, es tener una página web que te sirva de carta de presentación y capte la atención de tus clientes potenciales. En este post te daremos las bases para crear tu página web y consejos para que funcione a las mil maravillas.

Crear una web desde cero: la idea

Antes de nada, tienes que pensar qué propósito va a cumplir tu web y qué función quieres que desempeñe. Dependiendo del tipo de negocio que tengas te irá mejor un tipo de web u otro.

  • E-commerce: si tu negocio es una tienda la web que te irá mejor es de tipo e-commerce. Las compras online están a la orden del día, y con una tienda virtual llegarás a muchos más clientes que con una tienda física. Plugins de WordPress como WooCommerce te lo pondrán fácil para que puedas abrir tu tienda online y empezar a ganar dinero con ella.
  • Blog: una buena manera de darte a conocer es tener un blog con contenido de calidad. Puedes tratar una gran variedad de temas, ya sean de negocio como reseñas o blogs especializados en un campo concreto, o de ocio para hablar de viajes, música, etc. Y si en tu blog añades enlaces a otros sitios de interés puedes empezar a construir una red de backlinks que dará valor a tu blog.
  • Educativa: si eres experto en un tema concreto, ¿por qué no crear una web para ofrecer tus conocimientos? Puedes crear tus cursos digitales para que sean descargables, gratis o bien de pago.
  • Comunidad online: las grandes audiencias pueden reportar grandes beneficios, pero conseguirla lleva tiempo y esfuerzo. Crear una comunidad online te ayudará a hacer visible tu negocio para conseguir nuevos clientes potenciales.
  • Portfolio: crear un portfolio para mostrar tus habilidades es una manera ideal para darte visibilidad y mejorar tu presencia online. Además, son una ventaja para entrevistas de trabajo o para presentar negocios. Plantéate este tipo de web si quieres enseñar al mundo tus cualidades.

Un dominio para tu web

Una vez tengas clara la idea para tu web debes pensar en el nombre. Ten en cuenta que como más corto y fácil de recordar sea, mejor, pero sin olvidar que refleje bien sobre qué va tu web. Escoger el dominio ideal puede ser un quebradero de cabeza, pero existen verificadores de dominios que te orientarán para que te quedes con el mejor. Un dominio .com es mucho más fácil de recordar porque es el más usado, y si puedes evitar números y guiones, mucho mejor. Fíjate en dominios de grandes marcas o empresas, acostumbran a ser breves y sin caracteres difíciles de recordar. Toma buena nota de ello.  

guia seo 2019 gratis

¿Dónde cuelgo mi web? El hosting

Ahora que ya tienes la web y el dominio, necesitas un hosting donde publicar tu web. Hay varios tipos de hosting, por lo que tendrás que escoger el que se adapta mejor a las necesidades de tu web.

  • Hosting compartido: es el tipo de hosting más usado para pequeñas empresas o blogs. Se trata de un servidor compartido con otros clientes del hosting, cosa que lo hace muy económico. Normalmente son fáciles de usar y el mantenimiento lo hace directamente el proveedor.
  • Hosting VPS: el servidor privado virtual también es un hosting compartido pero el servidor te ofrece un espacio sólo para ti, con lo cual los aumentos de tráfico en otros sitios web no afectan al tuyo. Es un poco más caro que el anterior, pero es ideal para empresas medianas y con un crecimiento rápido.
  • Hosting en la nube: actualmente es el hosting más fiable de la red. Tu proveedor te ofrece un clúster de servidores, lo que significa que tu web nunca estará inactiva. Si falla un servidor todo el tráfico se dirige automáticamente a otro.
  • Hosting dedicado: es un hosting hecho a tu medida y dedicado exclusivamente a tu web. Puedes configurar el servidor como quieras según lo que necesites y es el tipo de hosting más seguro, pero se necesitan conocimientos técnicos avanzados y tiene un alto costo.

El momento de crear la web

Ahora ya tienes lo esencial para tu web: el tema, el nombre y dónde publicarla. Es el momento de empezar a construirla. Como hemos comentado en el primer paso de la idea para tu web, pasará lo mismo con la elección de la mejor plataforma. Siempre tendrás que escoger dependiendo de tus necesidades. Hay varias opciones que te pueden ir bien:

  • CMS: los sistemas de gestión de contenidos como WordPress o Joomla son ideales para webs que publican mucho contenido, y además son fáciles de gestionar.
  • Scripts de e-commerce: para abrir una tienda virtual existen softwares como PrestaShop, Magento y muchos otros. Estos softwares están pensados exclusivamente para vender online, por lo que son perfectos para este propósito.
  • Constructores de sitio web: si no sabes programación estas interfaces son para ti. Con el sencillo método del drag and drop puedes construir una web desde cero con muchas opciones de personalización.   

Idea, dominio, hosting y plataforma de creación. Ahora ya lo tienes todo para lanzar tu web y empezar a convertir. Pero esto es solo el principio, el nacimiento de tu web. Para que sea una web eficiente y llegue a todo tu público potencial tendrás que pensar en un diseño atractivo e intuitivo para la experiencia del usuario, e invertir tiempo en mejorar el SEO. Hablaremos de diseño web y de optimización en próximos posts, pero si estás impaciente para crear tu sitio web puedes consultar nuestros servicios de Desarrollo web y nosotros la crearemos por ti.  

Ver servicios de desarrollo web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *